La fascinación que provocan las Galletas Danesas

Seguro que muchos comparten un recuerdo recurrente de infancia. Encontrarse una lata azul de deliciosas galletas danesas en algún rincón de la casa, aprovechar que nadie mira para no...

Seguro que muchos comparten un recuerdo recurrente de infancia. Encontrarse una lata azul de deliciosas galletas danesas en algún rincón de la casa, aprovechar que nadie mira para no dejar ni las migas y descubrir que, en realidad, solo contiene un montón de hilos y agujas. Resulta que tu redondo objeto de deseo era también el costurero de tu abuela.

Esta frustrante escena ha sido vivida por muchos niños del mundo, incluso de Dinamarca, país de origen de estas populares galletas. Es más, sus mismos fabricantes reconocen que la mayor exportación emocional del país escandinavo.

Pero, hablemos de las galletas. Conocidas también como Brysslkex o sablès, son galletas preparadas con mantequilla, harina y azúcar. A menudo son clasificadas como “galleta crujiente” debido a su textura, causada en parte gracias a la cantidad de mantequilla y azúcar.

Respecto a su particular envase sus fabricantes señalan que “Desde el principio fue uno de los productos gastronómicos que más exportaba Dinamarca, así que se ideó el formato de lata redonda para mantener su frescura y evitar que se rompieran en sus largos viajes por el mundo” Que, una vez vacía, la lata se haya convertido en solución de almacenaje es algo que hacen sus clientes en casi todos los países, señala la empresa. En especial, para meter en ellas objetos de costura, como ocurre en Chile y en casi todo el mundo, aunque también se utiliza para guardar esas mismas galletas cocinadas en casa.

 

Y tú ¿Encontraste alguna vez galletas en estos envases?

 

Si no fue así puedes encontrarlas en www.larbos.cl

 

Categorias
DestacadosTendencias
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

RELACIONADOS